La chimenea de Los Silillos, el emblema minero que ni los explosivos pudieron derribar

Fundición del complejo de Los Silillos | Juan Castilla Navas

Comparte en:

Redacción
10 febrero 2022

Uno de los emblemas mineros de Valverde del Camino, la chimenea de Los Silillos, se encuentra en fase de restauración gracias a un proyecto de revitalización de la Asociación Dehesa de los Machos, que ha contado con financiación de Adrao y del Ayuntamiento.

Autor: Juan Castilla Navas

“La torreta evidencia pequeñas fisuras, otras dilataciones y se ha perdido el mortero que la revestía. No obstante, el mayor riesgo de desprendimiento lo presenta el fuste superior a causa, en mayor parte, de la acción de las cigüeñas”, detalla en Radio Valverde – Cadena SER el arquitecto técnico, Miguel Ángel Márquez.

Autor: Antonio Rico

Es una construcción básica de entender y difícil de realizar. “Es por eso que se ha conservado tan bien”, añade el integrante de la dirección facultativa, a quien no le sorprende que lleve más de un siglo de pie: “Está tan bien realizada la torre, que no tiene ningún problema. Sólo hay que adecentarla”.

Autor: José Antonio Romero

“La estructura presenta una apertura en la esquina inferior noroeste, de 1,5 metros de alto y unos 50 centímetros de profundidad, que atiende a perforaciones para meter explosivos”. Ni el paso del tiempo ni los intentos de derribo durante la Guerra Civil hicieron desaparecer este legado de principios del siglo XX.

Autor: Facebook Dehesa de los Machos

“Cuenta el dicho popular que los fugitivos de la guerra se orientaban por la chimenea para visitar a los familiares o recoger víveres y que, por eso, intentaron derribarla, porque suponía un faro para los huidos”, relata el historiador local, Juan Castilla, a quien esta construcción le fascina desde muy pequeño.

La chimenea es el único elemento del complejo minerometalúrgico de Los Silillos que sobrevive. Esta construcción data de 1907 y formaba parte de un conjunto compuesto por las minas de La Ratera, Digo-Diez y Los Silillos y por la fundición, que se completaba con una sala de calderas, otra de máquinas y dos hornos capaces de tratar 120 toneladas diarias. Un ferrocarril se encargaba de trasladar la mercancía a la estación de Valverde.

“Actualmente, el único vestigio es la chimenea. El resto fue derribado cuando a la compañía Nerva le pasaron factura la mala planificación, el precio del metal y las denuncias por estafa”. La fundición estuvo en funcionamiento menos de un año. “Más de un siglo después, esta chimenea recuerda lo que pudo ser, una oportunidad de empleo y riqueza para los valverdeños, y no fue”, lamenta Castilla.

Autor: CEIP Menéndez y Pelayo

Tras construir una base para evitar deslizamientos, el proyecto de restauración de la chimenea de Los Silillos continuará con la demolición de la parte superior, la restauración del fuste, la colocación de anillos a diferentes alturas para consolidar futuras grietas y la aplicación de un mortero de cal para devolverla a su imagen original. El plan se rematará en su base con una especie de mirador.

Mostrar/ocultar comentarios (0 comentarios)
L

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook
Instagram
Abrir chat
¡Hola! 👋🏼
¿En qué podemos ayudarte?